6 de març de 2014

QUÈ PASSA A VENEÇUELA?


Manifestació de l'oposició
No puc parlar d'Ucraïna perquè no hi estat mai i no conec la societat, ni el context, ni la trajectòria. Podria opinar a partir del que he sentit als mitjans de comunicació, però estaria parlant per parlar i podria equivocar-me fàcilment.

Amb Veneçuela no em passa el mateix. Fa 16 anys que segueixo la política d'aquest país i el vaig visitar durant dos intensos mesos el 2005 (ja comença a fer massa temps...) entrevistant a gent d'un bàndol i l'altre. 

Respecte les notícies que ens fan arribar les televisions occidentals, no puc assegurar que no siguin casos de repressió condemnable i que es tracti de muntatges de l'oposició per desacreditar el govern, però tinc moltes sospites d'això segon, perquè ja va passar el 2002. Llavors es va acabar demostrant que franctiradors a sou de l'oposició havien disparat contra les manifestacions opositores i havien matat manifestants per fomentar un aixecament militar contra el govern. 

Manipulació a twitter d'opositors que s'apropiaven de la Via Catalana
Fa una setmana, una veneçolana que viu a Barcelona em deia: “El pueblo se està manifestando y Maduro los reprime. ¡No se puede aguantar! No se a que estan esperando los militares...”. I és el que l'oposició està buscant: Passar per sobre d'un resultat electoral que no els va agradar.

A Chávez van intentar cooptar-lo al principi, el van criticar després, el 2002 van intentar derrocar-lo en un cop d'estat i, cas únic al món, el poble i l'exèrcit el van reposar, el 2004 van intentar destituir-lo infructuosament en un referèndum revocatori (una figura legal de la Constitució bolivariana) i mentrestant Chávez ha guanyat 12 eleccions (en va perdre una per poc)... Per tant, l'oposició ja havia tirat la tovallola i esperava resignada per pura impotència. 

Henrique Capriles, líder del partit de l'oposició
Fa un any, quan Chávez va morir, van pensar que els havia arribat l'hora i que tot tornaria a ser com abans. Però el chavisme, que significa que el poble pobre té el seu lloc en la política veneçolana, no serà una cosa a la que els veneçolans renunciïn sense oferir resistència. 

Maduro va guanyar altra volta amb un avantatge de 224.268 vots, que és un marge menor a conteses anteriors, però és força normal al succeir a un líder molt carismàtic. I és veritat que l'oposició compta amb 7 milions de vots, cosa que li permet convocar marxes multitudinàries, però això no vol dir que tingui cap mandat democràtic. I hauria d'esperar-se a les pròximes eleccions per veure qui convenç més llavors. És clar que el pànic de les classes altes és que Maduro convenci i es perpetuï una situació que no els satisfà. Per això cal fer-lo caure abans de les eleccions. Va ser el model contra Allende: Crear molt soroll, perjudicar el país econòmicament, crear aldarulls, i buscar algun error del govern, tot comptant amb l'ajut d'occident. 

Nicolàs Maduro, President electe de Veneçuela
I és que occident desaprova el rumb que ha agafat l'Amèrica Llatina, inspirat en bona mesura en Chávez, de reprendre el control de la sobirania davant les empreses transnacionals. Aquestes estaven acostumades a saquejar el continent, instal·lat en el neoliberalisme, després de dècades de deute extern i mesures d'ajustament estructural. També a Europa haurem de reapropiar-nos sobiranament després d'aquesta austeritat suïcida. 

De moment, i respecte a Veneçuela, estiguem preparats per desenmascarar qualsevol intent antidemocràtic de revertir el mandat popular per satisfer el poder econòmic nacional i internacional.

(Carta 342)

Publicat com a mínim a: El Periscopi, Wanafrica.

11 comentaris:

  1. Este señor estuvo dos meses en Vzla en el año 2005 y se considera todo un experto en materia venezolana. No señor Jordi, así no funcionan las cosas en mi país, si de veras usted quiere conocer a Venezuela, quédese allá un mínimo de dos años, haga colas de cuatro horas bajo una "pepa de sol" para comprar un pollo y dos paquetes de harina pan. De gracias a Dios si ese día la guardia nacional no lo marca con un número como un animal para hacer la compra o, si ese mismo día, no lo apuñalan para quitarle el paquete de harina, o los zapatos, o el móbil o cualquier cosa de valor que pueda poseer en el momento. Quédese a vivir en el barrio y aprenda que hay que correr desde la parada de autobús hasta su casa porque se minimizan las probabilidades de que lo atraquen o quede en medio de fuego cruzado entre bandas. ¿Usted habla de austeridad suicida en Catalunya? yo le respondo en perfecto venezolano, "usted no ha visto llaga", quédese en Venezuela para que "aprenda cómo se bate el cobre". ¿Usted habla de nuevos ricos? Pues tiene toda la razón y para muestra un botón, las hijas de Chávez viven en La Casona, residencia presidencial, allí viven como si les correspondiese por derecho real, si hasta parecen unas infantas. esas si son unas nuevas ricas, sin oficio conocido. Y mejor no hablar de ministros y asambleistas que ahora se pasean en yates de lujos, vuelan por el mundo y se atavían con todas las marcas de los diseñadores más caros y sin límites en sus tarjetas de crédito, miestras al ciudadano de a pie, le dan 3000 dólares anuales para viajar, hacer compras por internet y del mismo pote unos dólares en efectivo para que no pase hambre en los aeropuertos internacionales.
    Señor Jordi, no dudo de sus buenas intenciones, pero a usted le falta mucho para aseverar que conoce la problemática venezolana y es que resulta muy fácil hablar y defender la revolución desde el primer mundo, vaya a Vzla y empantánese, deje a sus amigos chavistas de lado, actúe como un verdadero ciudadano de a pie y después hable. Mientras tanto y como dicen en mi tierra "calladito te ves más bonito"

    ResponElimina
  2. Perfecto Gibri. Vamos a debatir, pero poniéndonos todos en claro. Yo ya he dicho des de donde hablaba. Es mi opinión y la dirijo a gente catalana que nunca ha ido a Venezuela y que le intoxican con información interesada. Entonces intento ofrecer otra visión. Ya la gente se va ir haciendo su visión, tampoco les pido que me crean a pies juntillas. Y creo que soy transparente cuando digo des de donde hablo (justamente por esa transparencia es que me puedes intentar desacreditar): estuve alli en 2005 viendo muchas cosas que mucha gente que vive allí no conoce (aunque está claro que eso no lo es todo) y llevo 16 años siguiendo lo que pasa en el país a través de todos los medios posibles: notícias, documentales, amigos que van a menudo, colectivos de solidaridad, etc... No soy un experto ni lo pretendo, pero si seguramente se más que el común de catalanes sobre Venezuela, e intento ofrecer esto, hacer de traductor de lo que allí pasa para la gente de aquí. Creo que el artículo se entiende bien lo que digo y no pontifico sobre lo que pasa, digo que no lo se, pero que me da que las cosas van por ahí. Ya te comentaré más cosas de las que dices. En algunas estoy de acuerdo pero creo que diriges las responsabilidades interesadamente, y en otras estoy de acuerdo. El chavismo también ha creado unos nuevos ricos más nuevos. No digo que todo sea perfecto en el chavismo, solo digo que me parece muy interesante lo que han aportado a tu país y digno de tener en cuenta. Y ya veo que tu no opinas lo mismo que yo, pero no todos los venezolanos piensan como tu, verdad? Muchos lo ven como yo, verdad? Son posturas ante una misma realidad, como también pasa aquí. Entonces hablemos a ver si podemos aprender cosas. Y antes de debatir más, me gustaría que tu también te pusieras en claro: ¿Donde vives ahora? ¿Des de cuando estás viviendo donde vives? ¿De que clase social es tu familia? ¿Donde has vivido en Venezuela? ¿Si es en Caracas en qué barrio? ¿Has visitado barrios populares a menudo y conoces su gente bien? Son preguntas para hacerme una idea y poder hablar de tu a tu en claro. Muchas gracias por tus aportaciones Gibri.

    ResponElimina
  3. Claro que debatiremos, será todo un placer. Lamento no poder hacerlo justo en este momento, ya me gustaría pero tengo un compromiso previamente adquirido, pero puedo darte un avance. Desde hace siete años, vivo seis meses en Andorra y seis meses en Venezuela. Te adelanto que no salí de Vzla ni por la situación política, ni por la situación económica sino porque me casé con un Andorrano que ama a Venezuela, casi tanto como yo. En cuanto a mi situación económica te puedo decir que mi família es de origen muy humilde, aunque nunca padecimos pobreza extrema, a veces la situación apretaba y muy duro, en busca de una mejor calidad de vida aprovechamos la oportunidad que nos dieron gobiernos anteriores al de Chávez y nos fuimos por la vía del estudio. En mi caso particular mi primera carrera universitaria la hice en la Universidad de Oriente UDO, universidad pública para estudiantes de bajos recursos y la segunda en una privada pagada con mi dinero Universidad Santa María. Nada le debo al Chavismo y jamás he militado en partido político alguno. Como decimos en Venezuela, yo no tengo rabo de paja y si me puedo arrimar a la candela. Para mañana te puedo dar muchas otras respuestas a tus interrogantes, tu llevas 16 años siguiendo lo que pasa en mi país, yo llevo 54 viendo realidades e injusticias. Ya pronto te volveré a escribir y te agradezco la oportunidad para contrastar ideas

    ResponElimina
  4. Texto 1/3.
    Como no rehuyo a un diálogo inteligente y respetuoso, aquí estoy de nuevo. Ayer hice un avance de quién soy, mucho queda por decir pero como no se trata de mi biografía sino de ser transparente como dices tú, te completo el cuestionario. ¿Dónde vivo? Respondido. ¿Dónde estoy ahora? En Andorra, llegué hace tres semanas de Vzla. ¿Desde cuando estás viviendo donde vives? Respondido. ¿De que clase social es tu familia? Ya lo expliqué, pero te doy más datos, mi abuela no tuvo ninguna formación académica ni fortuna, y sola, vendiendo arepas en la calle logró sacar de la nada a siete hijos; mi madre logró el mismo cometido que mi abuela pero con menos sacrificios, por fortuna para esa época la economía venezolana había mejorado y se abrían nuevas oportunidades para los ciudadanos. ¿Donde has vivido en Venezuela? Puerto La Cruz. Estado Anzoátegui. Urbanización Guanire y Urbanización Los Cerezos, y por favor no te dejes impresionar por lo de "urbanización", esas son dos barriadas con pequeñas casas y apartamentos de "interés social", a las cuales, gobiernos pasados se empeñaron en llamarles urbanización con la, tal vez, estúpida intención de hacer sentir a sus pobladores menos pobres de lo que en realidad eran. Allí se desarrolló mi juventud y allí sigue viviendo mi familia. Yo vivo en una ciudad muy cercana, ya no vivo en un barrio pero siempre vuelvo a mis orígenes.¿Si es en Caracas en qué barrio? Nunca viví en Caracas, pero mi exesposo es del Barrio Las Minas de Baruta de Caracas. Preguntas si he visitado barrios populares a menudo y conozco bien a su gente, te respondo, 25 años visitando a mi familia política en Las Minas de Baruta, creo que son suficientes para saber de que hablo. Creo que ya respondí tus preguntas y abundé en datos en pro de la transparencia. Una pregunta que no me hiciste pero que igual te voy a aclarar es mi inclinación política que nada tiene que ver con mi condición social, porque pobre o rica soy tan venezolana como una arepa y 100% opositora, así nací, me opongo al sometimiento, al adoctrinamiento, a la injusticia, a la mentira, al “trasnocho político” de muchos pseudo líderes, a la corrupción, a la delincuencia en cualquiera de sus versiones, a la impunidad, a la ignorancia impuesta y de paso a los “habladores de paja”, vengan de donde vengan. No milito en ningún partido político, no tengo cargo gubernamental que defender, la única vez que trabajé para la administración pública fue hace treinta años y mi cargo fue el de secretaria de una escuela primaria con sueldo mínimo. Más transparente imposible.

    ResponElimina
  5. Texto 2/3Ahora me permito hacer algunas observaciones a tu artículo de opinión, llevas 16 años siguiendo el acontecer político de Venezuela pero durante todo ese tiempo solo has pisado territorio venezolano en una oportunidad (2005) y por un lapso de dos meses. ¿Eso te convierte en un portavoz confiable? No lo tengo claro, tal vez porque cada quien juzga por su experiencia, yo tengo siete años viviendo en Andorra, casada con un lleidatá-andorrá, he escuchado las historias de mis suegros, de mis cuñados durante la dictadura, he conocido sus penurias y frustraciones de entonces, sus deseos de ver a Catalunya como un país independiente, etc., pero, ¿Ese conocimiento me convierte en una fuente de información fidedigna? No lo creo. Siento que aún me queda mucho por conocer, prefiero ser prudente porque a veces la ignorancia es atrevida.

    En tu artículo, te conviertes en juez y verdugo, sin prueba alguna hablas de “tus sospechas” y levantas tu dedo acusador en contra de los opositores al gobierno, usas como base lo ocurrido en el 2002. Pues nada tiene que ver lo ocurrido en el 2002 con lo que acontece ahora. Los hechos del 2002 fueron una lucha de poder por ambos bandos y merece un capítulo especial, obviamente, quien mejor parado salió en esa oportunidad fue el gobierno, al fin y al cabo, los grandes estudiosos de la historia dicen que ésta la escriben los vencedores.
    Tu nos visitaste tres años después, ya la historia estaba escrita y el gobierno se había cubierto con el manto de la inocencia.
    Lo que ocurre hoy día es muy diferente, no se trata de si eres de izquierda o de derecha, o si te quedas en el medio, esa visión simplista no aplica en este caso. No es una lucha de poder, o tal vez si, los venezolanos estamos luchando por “poder” vivir en paz, por “poder” ir al supermercado y encontrar los alimentos básicos sin tener que hacer colas de más de cuatro horas para comprar un pollo, luchamos para “poder” encontrar medicamentos, por “poder” salir a la calle sin que nos maten o nos secuestren, y paro aquí para hacerte la lista corta, pero la rista de “poderes anhelados” pica y se extiende. Me opongo a seguir viviendo de esa forma. Lo que se vive hoy en Venezuela es cansancio, estamos hartos de tanta “habladera de paja”, de políticos ineptos, de cadenas presidenciales, de amenazas, de amedrentamientos, de que se nos limite el derecho a la información. Estoy harta de que se me llame “escuálida”, “fascista”, “nazista” y cualquier otro epíteto peyorativo, solo por osar pensar diferente. Me opongo, me niego, a convertirme en una foca amaestrada y limitarme a aplaudir toda la perorata a la que nos somete el gobierno. Estamos hartos de que el gobierno regale nuestro petróleo a Cuba, Nicaragua, Salvador, Argentina, Ecuador, Bolivia y no se cuántos países más, mientras nosotros tenemos sueldos miserables, carreteras intransitables, hospitales en ruinas, universidades sin presupuesto, escuelas hechas una verguenza. Estamos hartos de que nuestra inflación sea la más alta del mundo, 56% el ano 2013. Estamos hartos de los casi 26.000 muertos del año pasado. Si a ti te parece que nuestra lucha por “poder” librarnos de todas estas desgracias es injustificada, entonces no se de que vas.

    ResponElimina
  6. texto 3/3Hablas de Chávez y su historia reciente, dices que cuando Chávez murió la oposición pensó que todo volvería a ser como antes, no explicas de dónde sacas semejante información, ni en qué te fundamentas. Aunque me parece una ligereza de tu parte, no te juzgo, ni te pongo en entredicho, yo soy yo y tú sabrás cual es tu intencionalidad al transmitir ese mensaje al pueblo catalán. Pero te informo que poco favor haces al pueblo venezolano ofreciendo a tus lectores una opinión sesgada y acomodada a tu corriente ideológica. Hablas del resultado de unas elecciones que dieron como ganador a Nicolás Maduro quien se comporta como su antecesor, hasta ahora sus gobiernos han sido solo para los chavistas, el resto somos solo un estorbo y al parecer solo nos hemos ganado el derecho a que se nos ofenda sistemáticamente y se nos cercenen cierto derechos, como por ejemplo el de la información, el derecho a la protesta, el derecho a obtener alimentos básicos, el derecho al trabajo o no has escuchado acerca de la famosa “Lista Tascón”, como te dije antes, empantánate, busca y encontrarás.
    Hablas de la clase alta, como si en Venezuela hubiesen muchos ricos, ya te digo yo que no los hay, en mi país hay como 20 familias con riqueza de vieja data, sus hijos probablemente residen en el extranjero, a esta gente como se le pongan las cosas muy difíciles, se meten la chequera en un bolsillo y se van a explorar nuevos horizontes. Claro que hay nuevos ricos, ¿acaso es un pecado ser rico? Ya quisiera yo tener dinero, pero no lo tengo, así como tampoco tengo el derecho a estigmatizar a nadie. La otrora clase media se ha venido a menos y los pobres, esos seguimos siendo más pobres cada día y ni pensar en la idea de salir adelante apostando por los estudios como lo hice yo años atrás. Ahora solo consiguen trabajo los “enchufados” al gobierno, los inscritos en el partido del gobierno, los que se mantienen “rodilla en tierra” para defender el ideario chavista. Para muestra, otro botón, para conseguir un rollo de papel sanitario hay que hacer una odisea pero Maduro paga Sean Penn y a Danny Glover para que den clases de actuación en Venezuela. A eso llamo yo, burlarse del hambre de un pueblo. Y es aquí donde afirmo, yo de rodillas y por voluntad propia, solo ante Dios.
    En tu último párrafo armas un pasticho ideológico de “espanto y brinco”. De Venezuela te vas a Chile, mencionas a Allende, saltas a Occidente, le tiras un “escardillazo” a las transnacionales y su neoliberalismo, solo te faltó llamarlo “neoliberalismo salvaje” para parecerte a Chávez, metes a Venezuela en el mismo saco con el resto de los países latinoamericanos, te quejas de la “austeridad suicida” que se vive en Europa, me pregunto por qué no te quejas de las carencias que vivimos en Venezuela, y para rematar, y en un plan que no se con cual adjetivo calificarlo, te preparas para desenmascarar supuestas conspiraciones. Un poquito más de verbo y me atrevería a decir que el hijo político de Chávez no es Maduro sino tú.

    Hasta aquí llego, “por ahora”, como dijo el muerto (Chávez) en una oportunidad. Pero para la próxima nota te daré una versión de cómo empezó esta protesta por los lados de Táchira, dudo que tus fuentes te hayan dado esta versión, pero ya te informaré.

    Me despido y aprovecho la oportunidad para agradecerte el que me hayas hecho recordar a mi abuela cuando yo le hablaba de política y con cuanta sapiencia dentro de su ignorancia me decía: “mire mi´jita, deje de estar pensando en pajaritos preñaos y creyendo en vainas de politiqueros y pendejadas de política. En esta casa si no se trabaja, no se come”.

    ResponElimina
  7. Hola Gibri. No he pogut dedicar-me al debat veneçolà... disculpa.
    Bé, crec que jo, amb el que se, puc intentar donar la meva visió, com tu podries donar-la d'Andorra (podria ser útil a veneçolans que vulguessin saber sobre Andorra). Deixo clar que no sóc un expert, però opino.
    Per altra banda, dius que tu no tens cola de paja, jo tampoc en tinc, perquè no sóc de cap partit, ni tinc interessos a Veneçuela, ni per un cantó ni per l'altra. Sí, com pots imaginar, tinc una ideologia d'esquerres, i és per això que em va interessar el teu país, si no, no m'hagués interessat. Però m'ha agradat que, després de veure una Amèrica Llatina molt desigual, injusta, empobrida, i patí trasero dels USA, ara puc veure un continent que comença a intentar ser sobirà, i atribueixo això en gran mesura al procés bolivarià. Per tant, no sóc neutral, ni ho puc ser (ni tu tampoc ho ets, encara que vulguis dir que sí). Ara, partint d'aquí també intento ser honest amb mi mateix, perquè per això mateix sóc d'esquerres també, i vull saber la veritat sigui quina sigui. Per això també he vist, segons la meva percepció i forma de pensar, alguns errors del procés. Com no pot ser d'altra manera perquè és un procés real. Alguns que tu apuntes i altres que no apuntes perquè no són del teu interès, però si del meu. Dit això et voldria fer dues preguntes, i t'agrairia que em contestessis amb honestedat també:
    1) ¿És veritat que Veneçuela és un país molt classista, on gran part dels rics i de la classe mitja despecien els pobres? Això per mi ajuda molt a entendre què passa a Veneçuela.
    2) Veig que ets molt intolerant amb algunes coses que fa el chavisme, però aquestes no són característica exclussiva del chavisme, sinó que en els governs anteriors també hi eren, i en alguns en grau major. Eres tan exigent amb els governs anteriors? O és ara quan poses aquesta vara de medir tan fina?
    I per últim, moltes de les coses que dius: falta d'aliments, falta de béns, etc... és el mateix que va passar amb Allende, i són activitats que poden ser promogudes per les classes empresarials per boicotejar un president elegit legítimament però que veuen més dèbil que Chávez. Ets conscient d'això? Penses que pot ser?
    Una abraçada.

    ResponElimina
  8. Article de Salim Lamrani: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=182303

    ResponElimina
  9. Hola Jordi, disculpa por no haber respondido antes, pero la repentina muerte de mi hermano me obligó a volver antes de lo programado a Venezuela. También te agradezco la continuidad del debate, o mejor dicho, del intercambio de ideas, dado que este sirve para distraer un poco mi mente.
    Como decimos en Venezuela, vamos por partes:
    Dices que no eres experto pero opinas. Estás en todo tu derecho a opinar, pero en nombre de los venezolanos que no somos chavistas, te digo que me hubiese gustado que mencionaras esa frase en el texto que publicaste en diferentes medios, por aquello de no confundir al lector. Siempre existirá cierto sesgo en toda información, pero si se ofrece información contrastada se obtiene mayor credibilidad por parte del destinatario. Si esto no se hace, corremos el riesgo de que nos llamen manipuladores, y creo que no es tu idea ni la mía tampoco.
    “El que tiene rabo de paja no se arrima a la candela’’. Es un refrán popular venezolano al cual hice alusión para aclarar que no milito en ningún partido político y no debo fidelidad a ninguno, lo cual no impide que simpatice con la oposición. La verdad es que para mi, cualquier cosa es mejor que este gobierno “ dizque” democrático.
    En cuanto a tu ideología izquierdista no me desagrada en lo absoluto, de hecho a mi también me gusta, dependiendo de las circunstancias. Ni radical, ni extremista, más hacia la izquierda que hacia la derecha. Pero aclaro, soy muy cauta, la vida me ha enseñado que las “solidaridades automáticas” son muy peligrosas y que no siempre la gente es lo que dice ser, y menos si están en el poder. Prefiero observar un tiempo y luego calificar. Según mis observaciones, salvo contados casos, los líderes de este gobierno no han sido de izquierda en ningún momento, aquí en Venezuela lo que ha habido es una cuerda de aprovechados, irresponsables y zánganos. Te cuento, después de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, la cual terminó en el 58, en Venezuela hubo un bipartidismo, gobernaron los partidos políticos Acción Democrática y Copei. Durante esa época hasta la llegada del muerto (Chávez), la corrupción de los funcionarios públicos en todos los niveles fue nuestra mayor desgracia, los escándalos por corrupción llenaban las páginas de los periódicos, pero muchas personas no prestaban atención a estos hechos porque el ingreso por renta petrolera era suficiente para cubrir los gastos del Estado y llenar los bolsillos de los corruptos. La situación empieza a tomar otro matiz cuando a principio de los 90’s baja el precio del petróleo considerablemente, como consecuencia, el Estado venezolano se ve obligado a tomar medidas impopulares pero necesarias, mientras los aprovechados seguían metiendo la mano en las arcas del tesoro nacional, esto generó un justificado descontento en la población independientemente de su estrato social, lo cual desencadenó en protestas de gran magnitud y en un fallido golpe de estado liderado por el muerto (Chávez). Cuando el muerto gana las elecciones en el 98, lo hace con un 70% de votos, lo cual evidencia que tanto la clase baja como la clase media votó a su favor y hasta uno que otro de la clase alta. El 30% restante era el voto duro de los partidos antes mencionados y los excépticos como yo. Reconozco abiertamente, que nunca me han gustado los militares en el poder ni las experiencias que dejan a la población civil. (Ejemplo: Noriega, Somoza, Pinochet, Trujillo, Torrijos, los Castro y la lista sigue). Lo que muchos analistas extranjeros no saben, es que muchos militantes y líderes del antiguo bipartidismo se cambiaron rápidamente de bando y pasaron a formar filas del chavismo, es decir, los mismos que robaban antes lo siguen haciendo ahora, o en su defecto algunos de sus vástagos. Así que de izquierda poco y de sinverguenzura mucho, lo peor es que el mal va en aumento para desgracia de nuestro pueblo. Esta es una breve y triste historia. Espero haberme explicado adecuadamente y comprendas el porqué me agrada la izquierda pero no me convence el chavismo.

    ResponElimina
  10. En cuanto a una América Latina desigual, injusta, empobrecida, algo ha cambiado pero no estoy segura de que se deba al llamado proceso bolivariano. Chile apostó por educación y trabajo, le ha ido bien; Colombia apostó por asociarse con USA y su economía va en crecimiento, mantiene con la guerrilla conversaciones infinitas, sin resultados pero tranquilizadoras; Perú se fue por la calle del medio, con tropiezos pero avanza; Argentina va en declive, su moneda va cuesta abajo, Cristina ha querido copiar la capacidad histriónica del muerto pero no llega ni a teatrera amateur, sus decisiones son más de carácter populista que otra cosa; Brasil se abraza y se besa con todos los países, potencias o no, pero bajo las sábanas, nada le debe a Vzla; Ecuador va por la calle del medio, hace poco Correa se puso gritón al mejor estilo del muerto y perdió tres ayuntamientos importantes para la gobernabilidad del país, así que bajó el tono del discurso; Bolivia es otra cosa, no voy a opinar porque no lo tengo claro; Cuba, tal como hace 50 años, desigual, injusta y empobrecida gracias a los Castro, el proceso bolivariano le engordó los bolsillos a los hermanitos Castro, pero el pueblo sigue adoctrinado y hambreado. Mejor lo dejo hasta aquí porque en América hay mucha tela para cortar.
    Lo de patio trasero es complicado, mientras los gobernantes sean unos ineptos, siempre seremos el patio trasero de algún país. Venezuela vive una guerra verbal con USA pero durante el proceso bolivariano no se ha dejado de venderle petróleo ni un solo día y USA paga responsablemente. Antes le debíamos todo y más a Estados Unidos, ahora se lo debemos a los chinos, estamos endeudados hasta el alma con ellos, pero en vez de pagarles lo que debemos, seguimos endeudándonos y regalando petróleo a todos los vecinos sin mesura. Vaya receta para un desastre. Dios se apiade de mi gente.
    Honestidad. Repito, soy 100% opositora, más que opositora soy rebelde y contestataria, creo que ese detalle me vino incorporado en el ADN. Y cuando el sentido común me dice que algo no está bien me opongo y enfrento. No tolero la injusticia, ni el abuso y mucho menos las imposiciones, insisto, cosas de la genética. Y de neutral nada de nada, no hay nada que me atraiga de la revolución del Siglo XXI. Hasta ahora lo que he visto es pura paja, nombres rimbombantes y los mismos vicios del viejo bipartidismo.

    Preguntas si Venezuela es clasista y si buena parte de la clase alta y de la clase media desprecia a los pobres. Te confieso que llevo más de 48 horas pensando en cómo responder a esa pregunta, si te digo que sí, estoy mintiendo; y si te digo que no también estoy mintiendo. Es una pregunta difícil de responder cuando no se domina una materia como la sociología, pero me voy a arriesgar a responderte y te agradezco no tomes mi palabra como definitiva, pues te voy a hablar desde mi perspectiva. Primero voy a hacer un poco de historia. Sin historia no se puede entender los fenómenos sociales. Venezuela es un país joven que vivió 3 siglos bajo el dominio español y 2 siglos como república independiente, heredamos muchas cosas de la Madre Patria entre ellas esa diferencia de clases sociales que hasta hoy se percibe. Luego de la declaración de independencia en 1810, los “mantuanos” (hijos de españoles pero nacidos en Venezuela) mantuvieron el poder político, económico y los usos y costumbres propios de la época. Desde ese momento y hasta 1940 Vzla fue un país rural y conservador, luego pasó a ser dependiente de la renta petrolera y empezó a emerger una incipiente clase media.

    ResponElimina
  11. Y, aquí quería llegar, poco a poco, pasamos de una sociedad de pobres y ricos a una sociedad de clases baja, media y alta más diferenciada. Obviamente los integrantes de dicha clase media provenían en su mayoría de la clase baja o menos favorecida, por esto me cuesta afirmar que existe un desprecio entre la clase pudiente y la gente de menos recursos, la lógica me impide pensar que alguien pueda odiar sus orígenes, pero hay de todo en este mundo y como dije antes es mi opinión. Más que desprecio me atrevo a asegurar que lo que hay es una mezcla perversa de indiferencia, miedo e influencia mediática. Con el tiempo nos hemos vuelto individualistas, lo mío es mío y los demás que se apañen como puedan; el miedo, deriva del temor a lo desconocido, a la violencia creciente en las barriadas y a muchos otros factores incluyendo esa carrera desesperada por mantener un “status” que, a veces, ni siquiera existe.
    Quien explotó al máximo la frase del “odio entre clases” fue el muerto, nosotros siempre fuimos un pueblo pacífico, cordial, amigable, hasta que este individuo se dedicó vía radio y televisión, en sus infinitas cadenas a ponernos unos contra otros, a sembrar la discordia, el odio, extrapoló todas sus frustraciones y dividió a toda una sociedad, cosa que no le perdonaré jamás.
    Explicar el asunto de clases es tan difícil como explicar el racismo en Venezuela, y te aseguro que este último existe pero de una manera muy particular o muy al estilo venezolano. A los nativos nos cuesta explicar estos fenómenos y para los extranjeros es casi imposible entenderlos. Y es que nosotros somos un mazacote de razas, de ideas y de conductas. Así somos, raros y encantadores, es lo que hay.
    Por último en Venezuela no existe boicot alguno por parte del empresariado. El muerto durante 14 años se encargó de destruir el aparato productivo venezolano, expropió empresas altamente productivas, ordenó las invasiones de terrenos dedicados a la producción agropecuaria, limitó a través de un control de cambio el acceso a las divisas, controló los precios de los productos, sometió a los comerciantes a una especie de terrorismo fiscal, mató a la gallina de los huevos de oro PDVSA (la empresa petrolera venezolana) y otras tantas barbaridades, una peor que la otra. Aquí el único que boicotea es el mismo gobierno, y no desde ahora sino desde hace unos cuantos años atrás.
    En cuanto a Maduro, el problema no es de debilidad, es de incapacidad superlativa, algunos lo llaman brutalidad. Y soy muy honesta, el muerto nunca me gustó pero debo reconocer que era inteligente y sabía manipular muy bien, todo un populista, pero el heredero es una equivocación genética. No digo más.
    Tú sigue preguntando, y en la medida de mis posibilidades, con mis conocimientos y mi humilde opinión te iré respondiendo. Estoy convencida de que algo aprenderemos el uno del otro.
    Un abrazo y hasta pronto.

    ResponElimina